Acabamos el año, llegamos a Diciembre, mes en el que aún nos queda algún fleco para terminar la temporada pero en el que ya tenemos un ojo puesto a la siguiente. Echando la mirada atrás, un año de cambios y que ha servido para afianzar y estabilizar el equipo, se puede decir que no ha ido bastante mal, pero, vayamos por partes.

Enero de 2021, anunciamos un cambio radical de imagen, nuevo logotipo, nuevo diseño pero, misma esencia. Tras un 2020 de construcción de los cimientos de Búhos Racing, llegaba el momento de asentarlos, de hacerlos sólidos, ese ha sido el primer objetivo, el cual parece que se ha cumplido con creces. El equipo es estable y se ha conseguido cumplir lo que se venía persiguiendo, un gran ambiente, compañerismo, diversión, pero sin renunciar a la competitividad, lo que nos lleva al siguiente paso.

Ya con las bases de 2020 bien asentadas, tocaba ser competitivos, algo que parece ser, también hemos logrado. Hemos participado en varias categorías del Racing Weekend Virtual, S-CER Virtual, CERA Virtual entre otros campeonatos. Para afrontarlos, en distintos momentos del año, hemos incorporado nuevos miembros a la familia, como Aida Bueno, Jose María Mercado y Alonso González así como el regreso de Alejandro Álvarez.

Por otra parte, contábamos con los de siempre, que empezaban el año con muy buen pie, acaparando por completo el podio del campeonato de E-Sports WTCR de Assetto Corsa España, cosechando primer, segundo y tercer puesto para Cristian González, Javi Garrido y David Lera, en ese orden.

Éstos mismos, participarían también en otras competiciones, como la categoría TT Cup del Racing Weekend, donde Cristian González, lucharía por el subcampeonato hasta la última prueba, pero debido a algunos problemas, finalmente acabó 4º. Por su parte, Alonso González, conseguía ser subcampeón de la categoría de F4 también perteneciente al Racing Weekend y además, brindó al equipo con el título de CNSAC, donde se coronó campeón de la categoría 3-5, todo ello en su primer año con nosotros.

Pero ahí no acabaría la cosecha, al menos a nivel individual, aún nos quedaban algunos títulos en juego y uno de ellos era porque, Alejandro Álvarez en su vuelta casa, aún tenía que conquistar el CERA Virtual, en el que se proclamó campeón de la categoría N5. Lo que viene siendo un regreso a la familia por todo lo alto.

Por último y no menos importante, conseguíamos escalar al segundo cajón de las 12 horas de Daytona organizadas por Simuracer, en la categoría GTE, un evento muy duro y con mucho nivel. A falta de un último evento este año, ni más ni menos que otra Endurance organizada por Simuracer, las 10 horas de Nordschleife con los TCR.

Podemos decir que, ha sido un gran año en el que hemos cumplido todos los objetivos que nos habíamos marcado, ampliando la familia, haciendo piña y cosechando éxitos. Esperamos, que 2022 sea parecido y podamos seguir creciendo como equipo y como familia, siempre juntos, siempre Búhos.

Los comentarios están cerrados